VITAMINAS:

¡Señor Mío y Dios mío! Jesús le dijo: -¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto. Juan 28-29   ||   EVANGELII GAUDIUM   ||   Jesús no es un profesor que habla desde la cátedra, sino que está en medio de la gente y se deja tocar para que se curen. SS Francisco   ||   "El mensaje de la cruz es una locura para los que se pierden, pero para los que se salvan -para nosotros- es fuerza de Dios." 1 Cor 1,18   ||  
  • Otros Aspectos De Nuestra Espiritualidad

    LA ESCUCHA FIEL AL SANTO ÁNGEL DE LA GUARDA

    “Invoca a tu Ángel de la Guarda, que te iluminará y te conducirá por el camino verdadero a Dios. Es Dios el que te lo ha puesto, cercano está de ti; por tanto debes valerte de él” (Santo Padre Pío)

    Las Comunicadoras Eucarísticas del Padre Celestial se comprometen a escuchar con corazón abierto y dócil las inspiraciones del Ángel de la Guarda, esforzándose por mantener una íntima relación con su santo compañero de viaje, que según la tradición de la Iglesia y las sagradas escrituras, ha sido enviado por el Señor para custodiarnos y acompañarnos en el camino, y siempre ve el rostro del Padre que está en los cielos. (S.S. Francisco, Homilía “Todos tenemos un ángel”, 2014).

    DEVOCIÓN A SUS SANTOS PATRONOS

    Además de encomendarse muy especialmente a María Auxiliadora, San José, modelo perfecto de obediencia y humildad, a quien confían la administración y protección de la Sociedad -como lo hizo con Jesús y María- y el Colegio Apostólico; las Comunicadoras Eucarísticas del Padre Celestial se encomiendan al patronato de Santos que custodian la Sociedad, procurando seguir su ejemplo e invocando su protección y ayuda en las diferentes tareas que la Sociedad les confía.

    En este patronato predomina la veneración a San Juan Pablo II modelo de contemplación y comunicación convertida en evangelización gracias al testimonio que dio hasta el final de su vida. Su gran amor por la Eucaristía y María Santísima le llevo a sacar el máximo provecho de sus talentos para extender el Reino de los Cielos hasta los confines de la tierra. Invocarán su valiosa intercesión y custodia para mantener vivo el carisma y espíritu de la Sociedad generación tras generación.

    CONSIDERACIÓN A LAS ALMAS DEL PURGATORIO

    En la práctica de esta obra de misericordia espiritual, las Comunicadoras Eucarísticas del Padre Celestial tienen una especial consideración por las almas del purgatorio –especialmente de sus familiares, amigos o conocidos- intercediendo ante Dios para que sean consoladas con los gozos del cielo y entren en la luz de la gloria eterna.

    Dice San Josemaría Escrivá que: “Las ánimas benditas del purgatorio –por caridad, justicia, y por egoísmo disculpable- ¡pueden tanto delante de Dios!” que debemos tenerlas muy en cuenta en nuestros sacrificios y oración. Ojala sean nombradas como: “Mis buenas amigas las almas del purgatorio” (Camino, No. 571).