VITAMINAS:

¡Señor Mío y Dios mío! Jesús le dijo: -¿Porque me has visto has creído? Dichosos los que crean sin haber visto. Juan 28-29   ||   EVENGELII GAUDIUM   ||   Jesús no es un profesor que habla desde la cátedra, sino que está en medio de la gente y se deja tocar para que se curen. SS Francisco   ||   "El mensaje de la cruz es una locura para los que se pierden, pero para los que se salvan -para nosotros- es fuerza de Dios." 1 Cor 1,18   ||  
  • Altares De Inmolación Con El Hijo

    Teniendo presentes las palabras de Santa Teresita del Niño Jesús: “Al final de mi vida terrenal veo con claridad que una sola cosa es preciso hacer en la tierra, ofrecer a Jesús las flores de nuestros pequeños sacrificios”, sean las “CEPC” “ALTARES DE INMOLACIÓN CON EL HIJO” que brindan “al Padre del cielo la siempre renovada alegría de muchos pecadores que se convierten”; de tal manera que en el cumplimiento con alegría del diario deber, se unen a la pasión de Cristo, ofreciendo este esfuerzo en la Celebración de la Eucaristía, donde cada día se renovará la disponibilidad de esta entrega para que como San Pablo puedan exclamar: “Completo en mi carne lo que falta a la pasión de Cristo a favor de su cuerpo que es la Iglesia” .

    Para vivir fielmente este aspecto de su espiritualidad, las CEPC contemplarán a la Santísima Virgen María como Víctima Eucarística de Dolor con el Hijo, y seguirán su ejemplo de entrega y generosidad, que llegó hasta el punto de ofrecer en su dulce y silenciosa conformidad con la voluntad de Dios, el sacrificio de su Hijo en la cruz por la salvación del género humano; y le pedirán humildemente que les reemplace para que como ella –Madre Dolorosa del Hijo- sepan ser madres que con sus pequeños sacrificios y aceptando con abandono las contrariedades y pruebas propias de la vida ordinaria, colaboren con el cuerpo místico de Cristo, que es la Iglesia, en la salvación de las almas que les han sido confiadas.